Los humanos nos “hemos enfriado” 0.4 grados en los últimos 150 años
enero 13, 2020

N +1 CIENCIA QUE SUMA

Científicos estadounidenses han calculado que cada año la temperatura corporal promedio de las personas cae en 0.004 grados. Desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad, ha disminuido de 37 a 36,6 grados. El trabajo, publicado en la revista eLife, cree que la razón de este enfriamiento es el desarrollo de la higiene y la medicina, que redujo la intensidad de la inflamación en los humanos. 
La primera medición
En 1851, el médico alemán Karl Wunderlich midió la temperatura corporal en 25 mil pacientes en Leipzig y descubrió que, en promedio, era igual a 37 grados centígrados. Sin embargo, hoy se cree que la temperatura corporal de una persona sana suele ser de 36,6 grados, como lo indican los resultados de muchas mediciones modernas.
Todavía no está claro qué causó esta diferencia. Quizás el punto esté en el método de medición, y que, durante un siglo y medio, los termómetros se hayan vuelto más precisos. O tal vez el asunto está en la muestra, y los pacientes de Wunderlich fueron en promedio menos saludables que los participantes en estudios modernos.
Sin embargo, también puede ser que las personas a mediados del siglo XIX en verdad tuvieran una temperatura corporal más alta de la que son ahora.
El nuevo análisis
Para comprender lo que está sucediendo con la temperatura del cuerpo humano, un equipo de científicos dirigido por Julie Parsonnet de la Universidad de Stanford analizó los datos de tres estudios independientes.
El primero fue de 1862 a 1930 e incluyó a 83,900 veteranos de la Guerra Civil de EE. UU., el segundo fue de la Investigación Nacional de Salud y Nutrición (5998 personas, 1971-1975), el tercero fue otro estudio independiente en Stanford, en el que participaron 230,261 hombres de 2007 a 2017. Además, los científicos recopilaron datos sobre la temperatura de mujeres: 9303 del segundo estudio y 348006 del tercero.
Los autores señalaron que la temperatura promedio en la primera muestra fue más alta que en la segunda, y en la segunda, más alta que en la tercera. De estos datos se deduce que la temperatura debería haber disminuido en aproximadamente 0.003-0.0043 grados cada año. La tendencia continuó incluso después de que los investigadores tuvieron en cuenta el índice de masa corporal, la altura, el género y la raza en sus cálculos.
Re-confirmando las suposiciones
Los científicos también sugirieron que la temperatura corporal puede depender de la hora del día o la temporada. Confirmaron esta suposición en la segunda y tercera muestra. Sin embargo, incluso teniendo en cuenta este factor, la tendencia a “enfriarse” continuó.
Para eliminar la influencia del método de medición en el resultado, los científicos se centraron en la primera muestra, que se recolectó durante muchas décadas y se midió de la misma manera. Sin embargo, incluso en su interior, la temperatura disminuyó durante cada década. Por lo tanto, los investigadores concluyeron que el efecto observado no depende del método y la precisión de las mediciones.
Por lo tanto, los investigadores confirmaron que las personas se están enfriando gradualmente de generación en generación. Y dado que esto no es un error del método o la muestra, creen que el punto es reducir el nivel básico de metabolismo, es decir, la cantidad de energía que una persona gasta en la vida cotidiana.
¿Por qué?  
Según los científicos, una de las razones de este “enfriamiento” puede ser que ahora vivimos en un amiente con temperatura. Creen que las personas a menudo comenzaron a enfriar las instalaciones para no sobrecalentarse, y esto puede afectar su tasa metabólica.
La segunda razón puede ser el estado de salud. Hace un siglo y medio, las enfermedades infecciosas eran mucho más comunes y la inflamación se desarrollaba con mayor frecuencia en el cuerpo humano, lo que requería energía y una mayor temperatura corporal. Ahora podemos enfrentarlo con la ayuda de medicamentos de higiene y antiinflamatorios, y este “exceso” de temperatura ha desaparecido.
Anteriormente, los científicos descubrieron que permanecer en el frío cambia la composición del microbioma intestinal en los mamíferos y contribuye a la pérdida de peso. Además, resultó que las configuraciones de los aires acondicionados modernos están desactualizadas y están diseñadas principalmente para hombres con trajes cálidos de tres piezas, razón por la cual las mujeres y los hombres con ropa más ligera se congelan en las oficinas.

 

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visítanos

Calle Benito Monción, esq Ramón Santana #213, Gazcue. Santo Domingo

Llámanos

+1 (809) 221-3686
+1 (829) 722-2000

Escríbenos

comunidad@highschool.com.do