El útero artificial para bebés prematuros que esperan desarrollar médicos holandeses
octubre 9, 2019

EL ESPECTADOR

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven recibieron una millonaria suma para desarrollar un prototipo de útero artificial que pueda ser usado en clínicas y en el que el bebé pueda recibir oxígeno y nutrientes por medio del cordón umbilical.

Los esfuerzos de investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, en Países Bajos, para crear un útero artificial han sido impulsados por una suma de casi tres mil millones de euros (cerca de 11 billones de pesos colombianos), con el fin de desarrollen un prototipo que pueda usarse en las clínicas y que, a su vez, le permita al bebé obtener oxígeno y nutrientes a través del cordón umbilical.

El modelo creado por los investigadores holandeses se diferencia de las incubadoras comúnmente conocidas, pues intenta replicar las condiciones biológicas naturales del embarazo. En este sentido, el bebé estaría rodeado de fluidos y recibiendo el oxígeno y los nutrientes a través de una placenta artificial que estaría conectada al cordón umbilical.

Según el doctor Guid Oei, profesor de la universidad holandesa y ginecólogo del centro médico Maxima (cercano a la institución) las incubadoras habituales resultan problemáticas porque los bebes prematuros no tienen todavía desarrollados los pulmones o los intestinos, por lo que los intentos para brindarles oxígeno y nutrientes directamente a esos órganos podrían resultar en afectaciones. Sin embargo, un útero artificial cambiaría el juego, asegura. 

“Cuando ponemos los pulmones nuevamente entre líquidos, estos pueden desarrollarse, pueden madurar mientras el bebé recibe el oxígeno por el cordón umbilical, igual que en un útero real”, asegura Oei al The Guardian.

Un sistema monitoreará constantemente las condiciones del bebé, analizando la frecuencia cardiaca, el suministro de oxígeno, la actividad cerebral y muscular. Asimismo, modelos computacionales brindarán al médico apoyo inmediato en el proceso de toma de decisiones en relación a la configuración adecuada del útero artificial, asegura la revista Planeta de Brasil.

En consecuencia, el equipo de investigadores espera tener el prototipo de un útero artificial funcional y que pueda usarse en clínicas (el cual sería también el primero en el mundo) en los próximos cinco años. Con este avance se salvaría la vida de miles de bebés prematuros.

Según la fundación Tommy’s, que promueve investigaciones sobre aborto espontáneo, muerte fetal y parto prematuro, los bebés que nacen antes de las 22 semanas de embarazo no tienen casi ningún chance de sobrevivir. Al cumplir 22 semanas, las expectativas de sobrevivencia rondan tan solo el 10%, pero si el bebé alcanza las 24 semanas, las tasas de supervivencia se elevan a cerca del 60%. Por su parte, Oei asegura que cerca de un millón de bebés mueren a causa del parto prematuro en el mundo actualmente, y los que sobreviven corren el riesgo de sufrir diversas discapacidades. 

El útero artificial ha funcionado antes en animales

En 2017, un grupo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia demostraron que una matriz artificial, a la que nombraron “Biobag”, lograba tener vivas a ovejas que habían nacido en un periodo equivalente a las 23 semanas de vida de un feto humano. A medida que pasaban las semanas, los corderos al interior del biobag se seguían desarrollando y, una vez fueron sacados del útero artificial, crecieron normalmente. (Ver más: Estas serán las 10 tecnologías más vanguardistas de 2019)

“Estos experimentos son muy importantes porque dan cuenta de que es posible tener a un animal vivo durante cuatro semanas en una especie de ambiente líquido. Pero ahora, estamos trabajando en un prototipo que pueda realmente reemplazar el útero para bebés humanos”, asegura Oei.

¿Cómo probaran que el prototipo funciona? Según explica el médico, sus colegas están planeando hacer réplicas de bebés humanos con una impresora 3D, que contengan gran cantidad de sensores a través de los cuales se pueda medir la experiencia en el útero artificial que, según él, no solo será una bolsa de plástico, sino que permitirá sentir, ver, oler y escuchar los mismos sonidos como si el bebé estuviera todavía con su madre.

Sin embargo, como todo avance tecnológico, este tampoco está exento de polémicas. Para la abogada de la Universidad de Manchester, Elizabeth Chloe Romains, consultada por The Guardian, esta nueva tecnología también trae nuevas preguntas: ¿En qué bebés será probada? ¿Cuáles pueden ser sus implicaciones a largo plazo? ¿Se convertirá esta en una alternativa para el embarazo “natural”?

“Está claro que los temas éticos y legales están emergiendo y deben ser puestos en el debate, sobre todo, teniendo en cuenta que el útero artificial se está convirtiendo en una realidad”, afirma. 

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visítanos

Calle Benito Monción, esq Ramón Santana #213, Gazcue. Santo Domingo

Llámanos

+1 (809) 221-3686
+1 (829) 722-2000

Escríbenos

comunidad@highschool.com.do