Highschool.com.do | Divertículos, nada divertidos
Fondo
a

Divertículos, nada divertidos

Jhoana Castellanos 5 marzo, 2018 No hay comentarios en Divertículos, nada divertidos

Sin dudas, uno de los principales diagnósticos luego de una colonoscopia (estudio para explorar el intestino) es la diverticulosis. Y es que según la literatura, 50% de los pacientes después de los 60 años tienen esta condición, y hasta un 80% después de los 70 años.

¿Qué son divertículos? De una forma simple, son huecos ciegos o pequeños sacos que se forman en toda la extensión del intestino, pudiendo atribuirse a sus causas la pobre ingesta de fibra, el sedentarismo, el consumo de carnes rojas y debilidad propia de las paredes del intestino.

La inflamación de alguno de estos divertículos (llamada diverticulitis) puede producir dolor abdominal, fiebre, diarrea o constipación. En ausencia de síntomas, la presencia de divertículos es llamada diverticulosis, por tanto, debemos dependiendo de la presentación del caso, recomendar una pauta dietética especifica.

En la diverticulitis, su médico muy probablemente indique una dieta baja en fibras y de consistencia liquida para manejo de síntomas y mejor recuperación. Sin embargo, la recomendación principal para el seguimiento y la prevención de la diverticulosis, será la inclusión de alimentos ricos en fibra, agua (mínimo 2 litros diarios) y ejercicios regularmente.

¿Cuáles son las principales fuentes de fibra?

Leguminosas (granos), cereales integrales, verduras y frutas. Se reconoce que la mayoría de la población consume menos fibra de lo recomendado diariamente, probablemente por el alto consumo de alimentos procesados y proteínas.

¿Cuál es la actualización sobre aquella recomendación de evitar consumir nueces, semillas en las frutas o vegetales (fresas, berenjenas, tomates)?

Hace más de una década muchos cirujanos y gastroenterólogos recibieron la pauta de recomendar a los pacientes con esta condición evitar todo tipo de semillas. Se incluían dentro de los alimentos prohibidos las habichuelas, el tomate, las nueces, las fresas, el maíz y otros. Esto bajo la hipótesis de que podrían alojarse en los pequeños sacos huecos (divertículos) y producir inflamación e infección.

Actualmente múltiples estudios científicos advierten que no existe ninguna evidencia que sostenga tal recomendación, por lo que deberán incluirse en una rutina de alimentación regular, principalmente por ser alta fuente de fibra.

Consumir alimentos altos en grasas (frituras), cereales refinados (panes, bizcochos, galletas), el sobrepeso, la falta de actividad física, son condiciones que predisponen al estreñimiento y por tanto, a la aparición de divertículos en el intestino y a su posterior complicación. ¡Aquí el enfoque!

Mantengamos una rutina saludable para ver en el presente y en el futuro los resultados positivos de nuestros buenos hábitos.

 

Fuente: Diario Libre

Like this Article? Share it!

Comentarios

Comentarios